sábado, 24 de mayo de 2014

Jornada de reflexión


Las múltiples propuestas y la contundencia de los argumentos utilizados por los candidatos a las elecciones europeas exigían una profunda reflexión. He aprovechado la convocatoria del Club Muntanyenc de Mollet, que hoy realizaba la octava etapa del GR 11, de Molló a Vallter. Valles y montañas alejados del mundanal ruido, de las profundas argumentaciones de la Junta Electoral y de twitter; todo ello necesario para un serio ejercicio de introspección que me permitiera valorar el gran caudal de ideas vertido durante esta gloriosa campaña electoral.

La jornada de reflexión ha empezado en Molló. Desde allí debíamos dirigirnos a Setcases, para lo cual no ha sido de ninguna ayuda la señal que había en la plaza. Indicaba a la derecha y hemos ido hacia la izquierda. No sé si ha sido publicidad subliminal por parte del guía.


Nada más salir, Zeus ha empezado a amenazarnos, aunque eso no ha impedido que yo me concentrara en la importante misión que llevaba.



Algunos de mis compañeros de viaje, no sé si también de reflexión, llevan esta bandera.


Yo llevo esta.


Después de mucho esfuerzo, 


hemos llegado a Setcases, que como podéis ver tiene alguna más.


En Setcases, por motivos obvios, he hecho un paréntesis en la reflexión,


después del cual, hemos continuado hacia Vallter. Y por fin ha llovido.


Aquí el río Ter muy cerca de su nacimiento y muy cerca de nuestra meta.


Mi chica se ha quedado reflexionando en casa, pero creo que se lo ha tomado menos en serio que yo. Le ha sobrado tiempo y ha hecho un brownie. Ideal para recuperarme del esfuerzo físico y mental que he realizado.


Y mañana, a votar... y Fórmula 1. A ver si Alonso baja el freno de mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario